miercuri, 31 martie 2010

Naufragio (Dulce María Loynaz)


Ay qué nadar de alma es este mar!
¡Qué bracear de náufrago y qué hundirse
y hacerse a flote y otra vez hundirse!
¡Ay qué mar sin riberas ni horizonte,
ni barco que esperar! Y qué agarrarse
a esta blanda tiniebla, a este vacío
que da vueltas y vueltas... A esta agua
negra que se resbala entre los dedos...
¡Qué tragar sal y muerte en esta ausencia
infinita de ti!

2 comentarii:

Andrea spunea...

... y arrastrando ese cansancio de infinito náufrago que me acompaña y me corroe en mis "derivas".

Un beso y buena noche...

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA spunea...

Hola El Éxodo.
Me ha dado placer leer estos versos de mi coterránea, la Loynaz, un alma impar, una de esas musas que han puesto belleza en nuestras almas y este amor irrefrenable por el verso. Besitos.
Tadeo