vineri, 22 septembrie 2017

Elegido por aclamación (Ángel González)


Sí, fue un malentendido.
Gritaron: ¡a las urnas!
y él entendió: ¡a las armas! —dijo luego.
Era pundonoroso y mató muchos.
Con pistolas, con rifles, con decretos.

Cuando envainó la espada dijo, dice:
La democracia es lo perfecto.
El público aplaudió. Sólo callaron,
impasibles, los muertos.

El deseo popular será cumplido.
A partir de esta hora soy —silencio—
el Jefe, si queréis. Los disconformes
que levanten el dedo.

Inmóvil mayoría de cadáveres
le dio el mando total del cementerio.

luni, 18 septembrie 2017

En el supermercado (Luis Alberto de Cuenca)

En el supermercado
Cualquier lugar es bueno para el odio,
hasta el supermercado. "¿Por qué compras
esto en lugar de aquello? ¿Estás de oferta

o qué? ¿Crees que soy tonto y que no oigo
las cosas que te dice el pescadero?
Me aburro. No te aguanto. No te olvides
la botella de ginebra. ¡Ah, no,
déjate de comida preparada!
Aprende a cocinar como mi madre."

"Cuando tú aprendas a comerme el coño."

marți, 12 septembrie 2017

Terrorismo (Isabel Pérez Montalbán)


                   Compañera, agua de lavanda:

El miedo. Trampas del suicida,
los faros que iluminan en lo ciego
una errónea dirección.
Sí, debo confesar
que yo tenía miedo del silencio,
del frío y la locura navegables,
de inciertos paraísos
que la insolación esculpía.

No sé de qué manera la flotación inerte
doblegó el oleaje hasta la playa.
La consciencia se instala con sabor
de algas, de sal y una aspersión de arena
en los ojos del náufrago.

Miré entonces los restos, la singladura póstuma
y mis brazos heridos, sedal de las medusas.
Decidí vigilar el horizonte,
por si acaso surgiera tu cabeza
con espuelas y crines sobre el agua
para salvarme del miedo al vacío.

El 6 de febrero de 1981 ETA asesina a un ingeniero de Lemóniz.
El 23-F, los militares Armada y Tejero intentan un golpe de Estado.
El 9 de mayo la Guardia Civil mata en Almería
«por error» a tres jóvenes inocentes, creyéndolos miembros de ETA.

(De "Cartas de amor de un comunista")

vineri, 21 iulie 2017

Derrumbe (Amparo Osorio)


Se acumulan los días, los años
la erosión de la vida
nos echa encima su balandra y vamos
hacia el despeñadero.
Pasa la sombra... pasa y mira
y vuelve a acomodarse.
Una luz de farol bordea la penumbra.
Es la ciudad: me digo.
La sombra se adelanta
no quiere compartir mis pensamientos
pero lee la esquina, los escombros
los pasos solitarios y el eco de esos pasos
mucho antes que sorprendan a mi cuerpo.
El funerario pájaro del tiempo
aletea en el aire.
Las ruinas del amor se precipitan.
Quiero cerrar los ojos.
Quiero
que sólo el viento pase
y nos lea el poema de la errancia,
que nos diga al oído
sobre la honda pena que hoy irrumpe
en el alma del saxo.
que el viento,
sólo el viento...

joi, 13 iulie 2017

Oración (Eduardo García)


Ten piedad, Señor de los desahucios,
de la herrumbre que roe el tenedor,

de la cola del paro, el burofax,
de la hucha desvalijada a la carrera.

Que amainen las facturas, que las fieras
se amansen de repente

o la víctima aprenda, Señor de la codicia,
a dar caza al verdugo.

joi, 6 iulie 2017

Por tierras de España (Antonio Machado)


El hombre de estos campos que incendia los pinares
y su despojo aguarda como botín de guerra,
antaño hubo raído los negros encinares,
talado los robustos robledos de la sierra.
. . . Hoy ve a sus pobres hijos huyendo de sus lares;
la tempestad llevarse los limos de la tierra
por los sagrados ríos hacia los anchos mares;
y en páramos malditos trabaja, sufre y yerra.
. . . Es hijo de una estirpe de rudos caminantes,
pastores que conducen sus hordas de merinos
a Extremadura fértil, rebaños trashumantes
que mancha el polvo y dora el sol de los caminos.
. . . Pequeño, ágil, sufrido, los ojos de hombre astuto,
hundidos, recelosos, movibles; y trazadas
cual arco de ballesta, en el semblante enjuto
de pómulos salientes, las cejas muy pobladas.
. . . Abunda el hombre malo del campo y de la aldea,
capaz de insanos vicios y crímenes bestiales,
que bajo el pardo sayo esconde un alma fea,
esclava de los siete pecados capitales.
. . . Los ojos siempre turbios de envidia o de tristeza,
guarda su presa y llora la que el vecino alcanza;
ni para su infortunio ni goza su riqueza;
le hieren y acongojan fortuna y malandanza.
. . . El numen de estos campos es sanguinario y fiero:
al declinar la tarde, sobre el remoto alcor,
veréis agigantarse la forma de un arquero,
la forma de un inmenso centauro flechador.
. . . Veréis llanuras bélicas y páramos de asceta
—no fue por estos campos el bíblico jardín—:
son tierras para el águila, un trozo de planeta
por donde cruza errante la sombra de Caín.

(De "Campos de Castilla")

(Puede que este poema de Machado sea el mejor diagnóstico nunca escrito acerca de las causas de los incendios forestales, así como de las más nefastas de sus consecuencias. Parece mentira que después de más de un siglo de haber sido escrito, sigamos sin haber aprendido nada.)

Fotografía: Berrocal. 31 de julio de 2004.