luni, 23 martie 2009

Hoy, igual a nunca (José Ángel Valente)


PARECE que el destino está en suspenso,
que la desgracia pesa
sin llegar a caer; parece
que el amor se ha vestido de pena.
Alguien, próximo a mí,
llora en mi pecho
y me llama por el nombre que escondo.

Tengo miedo a morir.

Parece que he gastado
la vida.
Ni una lágrima
cae
ni una palabra, como
si todo hubiese sido consumado.

5 comentarii:

Kim Basinguer spunea...

La vida es un tesoro que hay que vivir y guardar los buenos recuerdos, para cuando vengan momentos duros.

mardelibertad spunea...

Siempre se tiene que estar preparado para morir
Besos

Kareen spunea...

Hay una sóla oportunidad para vivir. Depende de nosotros qué actitud tengamos y cuando lleguen momentos difíciles, las consecuencias de nuestras elecciones y de nuestra actitud, van a jugar un papel primordial.
Saludos.

Marta Uma Blanco spunea...

El miedo a la muerte es una segunda piel con la que nacemos. He leído en tu otro blog un poema inspirado en una pintura de Mar que me ha encantado, como el nacimiento de una Afrodita esquiva.
Un saludo

María BlancaNieves spunea...

Hace mucho que le perdí el respeto a la muerte y aprendí que cuando a mí se anuncie nuevamente, voy a sonreírle, porque estoy segura de haber vivido plenamente.

Me gusta mucho tu poesía y la nostalgia que en ella derramas.

Un abrazo cálido.