marți, 21 martie 2017

Voz (Zbigniew Herbert)


Voy al mar
para oír esa voz
entre el golpe de una ola
y otra

pero no hay voz
sino solo la senil locuacidad del agua
la salobre nada
el ala de un ave blanca
adherida a la piedra

voy al bosque
donde perdura el ininterrumpido
murmullo de una inmensa clepsidra
que vierte las hojas en el humus
el humus en las hojas
las poderosas mandíbulas de los insectos
devoran el silencio de la tierra

voy al campo
láminas verdes y amarillas
fijadas con alfileres de insectiles seres
resuenan con cada roce del viento

dónde está esa voz
debería hacerse oír
cuando por un momento calle
el infatigable monólogo de la tierra

nada solo murmullos
aplausos explosiones

regreso a casa
y mi experiencia adopta
la forma de un dilema
o es mudo el mundo
o yo soy sordo

tal vez
los dos
portemos el estigma de la mutilación

debemos pues
cogernos de la mano
seguir hacia delante
hacia nuevos horizontes
hacia esas gargantas contraídas
desde donde emana
el incomprensible gorgoteo

Versión de Xaverio Ballester

sâmbătă, 11 martie 2017

Las personas sensibles (Sophia de Mello)


Las personas sensibles no son capaces
De matar gallinas
Pero son capaces
De comer gallinas

El dinero huele a pobre y huele
A la ropa de su cuerpo
Aquella ropa
Que después de la lluvia se secó sobre el cuerpo
Porque no tenían otra
Porque huele a pobre y huele
A ropa
Que después del sudor no fue lavada
Porque no tenían otra

“Ganarás el pan con el sudor de tu rostro”
Así nos fue impuesto
Y no:
“Con el sudor de los otros ganarás el pan”

Oh vendedores del templo
Oh constructores
De las grandes estatuas huecas y pesadas
Oh llenos de devoción y de provecho

Perdónalos Señor
Porque ellos saben lo que hacen

miercuri, 8 martie 2017

Patriarcado (Patricia Olascoaga)


"Qué largo se me está haciendo el patriarcado."
En la vida de mi madre,
en mi abuela bajo la sombra del abuelo,
los cacharros, la pila, el fogón.
En el dedo que señala el lugar al que debemos pertenecer:
fuera de la calle, de la escuela,
de la tertulia con café y copa,
del puro ni hablemos,
bajo la capa rosa del princesa con zapato de cristal.
Dentro de la faja,
dentro de la culpa,
dentro del silencio,
limpiando mocos mientras ellos
ensucian el mundo con sus guerras
jugando a soldaditos
con corazón de plomo.